Más de 150 delegados de diferentes organizaciones sociales y populares acordaron el martes 2 de febrero preparar un paro cívico nacional ante la crítica situación social que vive el país y las políticas del gobierno. El encuentro, auspiciado por el movimiento sindical, planteó también la realización de un encuentro nacional de unidad popular que permita juntar las exigencias de los diferentes sectores sociales del país en un pliego y una agenda común.

Para el Comité de Impulso de la Mesa Social para la Paz es de suprema importancia que se impulsen este tipo de espacios de encuentro del movimiento popular, especialmente en un momento en el que los conflictos sociales se multiplican por todo el país, a raíz de la crítica situación económica a la que se están viendo abocadas cada vez mayores capas de la población.

En medio del contexto de diálogos de paz que marca la actualidad del país, estas tensiones recalcan la importancia de que, además de las negociaciones de paz entre las guerrillas y el Estado, se plantee un escenario de discusión vinculante, directa y decisiva entre la sociedad civil y el Gobierno Nacional para resolver estas problemáticas y así abrir campo a acuerdos sobre temas fundamentales para el país y a la resolución del conflicto social, político y armado.

En el “Llamamiento a fortalecer la participación de la sociedad en los diálogos de paz”, suscrito en noviembre pasado por diferentes organizaciones sociales, religiosas y políticas, se planteaba que es “viable hacer confluir estas agendas e intereses, y, a partir de ellas, construir consensos y acuerdos políticos firmes y duraderos en el seno de la sociedad colombiana para una nueva democracia”. Por lo que encuentros de esta naturaleza definen espacios de gran importancia para crear una agenda social alternativa que, justamente, es lo que se plantea como insumo fundamental para la negociación entre el movimiento social y el gobierno, y hacia un proceso constituyente de carácter popular.

Asimismo, en ese llamamiento se señalaba respecto a los diálogos de paz que “su principal debilidad es la escasa participación de la sociedad” y que la Mesa Social para la Paz es una iniciativa que plantea “una negociación autónoma y transformadora entre el movimiento social, el empresariado, la academia, las comunidades basadas en la fe, los partidos políticos y el Gobierno Nacional en perspectiva de construir la paz y avanzar en grandes transformaciones”.

La actual situación del país reclama una activa movilización por los derechos sociales, políticos y económicos de la población, así como un amplio diálogo social por la paz que permita que Colombia se encamine hacia la superación de las causas profundas del conflicto. Hoy, las organizaciones que han venido impulando la iniciativa de la Mesa Social para la Paz reitera que esta propuesta puede resultar de primera importancia proponer al conjunto de la sociedad mecanismos que permitan que estos dos asuntos no estén contrapuestos entre sí sino que definan un nuevo rumbo para el país.

Comité de impulso de la Mesa Social para la Paz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s